5 creencias negativas clásicas que impiden que el dinero fluya hacia usted


5 creencias negativas clásicas que impiden que el dinero fluya hacia usted

5 creencias negativas clásicas que impiden que el dinero fluya hacia usted. Imagen proporcionada por MindValley.

Nosotros hacemos nuestras creencias y nuestras creencias nos hacen a nosotros. Marissa Peer.

¿Qué crees sobre el dinero?

Cualquier cosa que creas sobre él, es correcta, ya sea verdadera o falsa. Y esto es cierto con todos los aspectos de tu vida, incluido tú mismo. En otras palabras, tus creencias crean tu realidad. Así que, si tu realidad financiera parece ser una lucha constante, por mucho que te esfuerces en ganar más dinero, lo más probable es que tengas algunas creencias limitantes que te bloquean tu propia prosperidad.

¿Qué son las creencias negativas?

¿Qué son las creencias negativas?
¿Qué son las creencias negativas? Imagen proporcionada por MindValley.

Son las actitudes que tenemos siempre que consideramos algo como verdadero, y creer en algo no implica una reflexión activa sobre ello.

Sirven como filtros preestablecidos que utilizamos para percibir el mundo y como principios rectores para navegar por nuestras vidas. Desde el punto de vista evolutivo, nuestro cerebro desarrolló las creencias como plantillas mentales que nos ayudan a dar sentido y navegar por un mundo complejo. Cuando se forma la creencia, el cerebro espera que las cosas de alrededor se comporten de acuerdo con estas plantillas.

Los psicólogos y neurocientíficos explican que la mayoría de nuestras creencias son distorsionadas o limitantes por naturaleza porque no implican procesos de razonamiento superiores. Están formadas por partes inferiores y primitivas del cerebro, y se convierten en la percepción subconsciente por defecto que no nos da una visión completa de la realidad. Y para que podamos avanzar, debemos comprender mejor nuestras creencias, cómo se forman, para poder identificar las creencias limitantes y cambiarlas.

Volver a las raíces

La mayoría de nuestras creencias se forman en nuestra infancia, antes de los 3 años. Para ser más precisos, las recogemos de nuestra familia.
La mayoría de nuestras creencias se forman en nuestra infancia, antes de los 3 años. Para ser más precisos, las recogemos de nuestra familia. Imagen proporcionada por Mindvalley.

Explica cómo nuestras creencias, adquiridas a una edad tan temprana, moldean toda nuestra vida porque primero nos formamos una creencia y luego buscamos pruebas que la apoyen.
Marisa Peer explica que las creencias más limitantes que tenemos sobre el dinero son todas adquiridas.
Dice: "Nacemos con la creencia de que todo está disponible para nosotros y que la abundancia es nuestro derecho de nacimiento. Luego empezamos a oír de nuestros padres cosas como "no puedo permitirme eso", "no tengo dinero para eso", "no somos ese tipo de personas".

Y así es como nuestra creencia inicial de que podemos tener todo en abundancia desaparece sutilmente, siendo sustituida por otras limitantes.

Habiendo trabajado con miles de personas, identificó estas cinco creencias limitantes clásicas sobre el dinero:


1. Perseguir el dinero es malo, o sólo la gente mala persigue el dinero.


De hecho, a la mayoría de nosotros nos enseñaron que el dinero es la raíz de todos los males, y es una de las creencias colectivas más comunes sobre el dinero. Sin embargo, a todos nos gustaría tener la mayor cantidad de dinero posible, y nos pasamos la vida persiguiéndolo.

Muchos de nosotros asumimos que para llegar a ser ricos hay que aprovecharse de los demás. Así que despreciar a los ricos y querer serlo crea ese gran conflicto interior.

Jon Butcher, empresario en serie y fundador de Lifebook, cree que esto se debe a la falta de educación sobre el dinero en profundidad.

Dice: "Aprendemos diferentes temas menos el dinero, y nos pasamos el resto de la vida intentando ganar dinero. Nuestros graves problemas de dinero se convierten en la causa principal de los divorcios y la delincuencia en la sociedad. Y la verdad es que cuando se trata de dinero, se espera que lo resolvamos por nuestra cuenta, y es algo difícil de hacer".

2. Las personas ricas son personas espiritualmente arruinadas.


Hay un dicho que dice que la gente pobre es más espiritual, y que hay que seguir siendo pobre para ayudar a la gente. Y a las personas ricas se las tacha de personas espiritualmente arruinadas.

La verdad es que el amor al dinero y la búsqueda del mismo es el amor al progreso humano y a la propia humanidad, y la prosperidad puede eliminar el sufrimiento humano. Y si tienes el dinero, puedes ayudar más a la gente dando y compartiendo cosas.

Hay múltiples ejemplos de personas ricas que utilizan el dinero para contribuir a la mejora de la humanidad.  Además, simplemente no alardean de ello.

3. Tengo que trabajar duro para ganar dinero.


Pero por muy rápido que un hámster haga girar la rueda, sigue estando en la jaula. Es una de las mayores trampas de "The Culturescape".
Son los modelos mentales basados en creencias limitantes para hacer que los humanos se ajusten a las reglas de la sociedad. Es la forma en que la sociedad te enseña a no ver ninguna distinción entre las verdades absolutas y las relativas.

Vishen explica que el paisaje cultural se convierte en el falso marco de fijación de objetivos que nunca te traerá la verdadera felicidad que es única para ti.

Y esta creencia no puede estar más lejos de la realidad.

Los estudios de Stanford demuestran que trabajar más horas no tiene sentido. El profesor de economía John Pencavel descubrió que la productividad por hora disminuye drásticamente cuando una persona trabaja más de 50 horas a la semana.  Además, desciende aún más a partir de las 55 horas.

Dice: "A partir de las 55 horas, la productividad desciende tanto que echar más horas sería inútil. Los que trabajan hasta 70 horas a la semana sólo consiguen hacer la misma cantidad de trabajo que los que dedican 55 horas".

En el mundo actual, tu valor se mide en términos de la cantidad de tu visión e ideas originales y de tu toma de decisiones. Así que, para tener éxito, en lugar de esforzarte, tienes que fluir.

¿Qué es el flujo?

El flujo se define como el estado óptimo de conciencia en el que nos sentimos mejor y rendimos mejor.
Steven Kotler, el mayor experto mundial en rendimiento máximo, explica que cuando se está en flujo, el cerebro produce las cinco sustancias químicas neuronales más potentes: norepinefrina, dopamina, serotonina, anandamida y endorfina. Todas ellas tienen una gran cantidad de funciones diferentes en el cerebro y el cuerpo, y tienen un enorme impacto en el rendimiento a nivel físico. Influyen en la motivación, el aprendizaje y la creatividad. 

Esto es lo que Steven llama el triángulo de alto rendimiento. Estas sustancias químicas son las drogas del placer, son las cinco sustancias químicas de recompensa más potentes, y el flujo parece ser el único momento en que obtenemos las cinco a la vez. Así que se convierten en la fuente de motivación intrínseca que significa que cuando la actividad empieza a producir flujo, aumenta la productividad en un 500%.

4. Trabajar por dinero te hace enfermar.


Aunque puede ser cierto para algunas personas que enferman por exceso de trabajo, no es necesariamente cierto para ti. Es una creencia limitante que nos formamos en la infancia.

Marisa Peer explica que cuando ves a tus padres preocuparse y estresarse por el dinero todo el tiempo o trabajar duro por el dinero hasta el punto de enfermar, te formas la creencia de que trabajar por dinero te enferma. Una creencia limitante similar sobre el dinero es que el dinero sólo causa problemas y decepciones. Debes entender que el dinero es energía, y que la forma en que te sientas con respecto al dinero se manifestará.

La verdad es que utilizamos nuestras creencias limitantes para justificar nuestras acciones o inacciones. En muchos casos descuidamos nuestra salud física y mental, consciente o inconscientemente, pero acabamos culpando a nuestras creencias o a las condiciones externas.

5. No hay suficiente para todos.


Si tomas la abundancia de la abundancia, la abundancia aún permanece. Bhagavad Gita.

Esta creencia limitante proviene de la mentalidad de escasez. El entorno nos ha enseñado que el dinero no es suficiente para todos y que vivimos en un universo escaso. 

Ken Honda, el profesor de dinero número uno de Japón, lo llama Ciudad Cicatriz. Dice: "Vivimos en una ciudad llamada Ciudad Cicatriz, y vivir en la escasez significa que cuando tienes dinero, no quieres gastarlo ni compartirlo porque no es suficiente para ti".

La mentalidad de escasez hace que la gente se aferre a su trabajo y se prive de alegrías sencillas como ir de vacaciones o comprar cosas que quiere.Hace falta un cambio mental para cambiar tu actitud hacia la vida y el dinero. 

Si miras a tu alrededor, verás que la abundancia es omnipresente. Puedes ver la naturaleza ilimitada del Universo en todas partes: en la inmensidad del océano, en los innumerables granos de arena y en la flamante exuberancia de los bosques y las selvas. 

Michael Beckwith, el creador del Proceso de Visión de la Vida, explica que la abundancia fluye en tu vida de diversas formas, pero impacta positivamente en tus finanzas.Sin embargo, es la abundancia de pensamientos y emociones la que produce una prosperidad armonizadora. Este es uno de los principios fundamentales del Universo.
Actualizar sus creencias 
¿Tiene alguna de estas creencias limitantes sobre el dinero? Si es así, querrá sustituirlas por creencias potenciadoras.

Hoy en día está científicamente demostrado que las creencias no son estáticas, y que puedes cambiarlas si no te sirven a ti y a tu realidad. Quieres sustituirlas por la creencia de que eres uno con el Universo abundante, y todas tus necesidades están cubiertas. Además, la abundancia y la inteligencia no están simplemente a tu alrededor, sino que operan a través de ti. 

La pregunta es: ¿puedes verla y reconocerla a tu alrededor y dentro de ti?

Artículo traducido del inglés al Español del blog de Mindvalley.

Publicar un comentario

0 Comentarios