Consejos para comprar mariscos

 Los mariscos son una parte importante de una dieta saludable.  Incluye mariscos en su dieta por lo menos dos veces a la semana; la meta es consumir 8 onzas por semana. Algunos consejos pueden ayudarle a elegir el pescado fresco.

Vista previa de un marisco.


Pescado entero

  • Elija pescado que huela como el mar. El pescado fresco no debe despedir un olor fuerte.
  • Verifique que los ojos del pescado luzcan brillantes y transparentes. Ojos sin brillo indican que el pescado ya es viejo.
  • Busque pescado cuyas escamas estén brillantes y compactas.
  • Elija pescado con carne firme. Debe ceder cuando se toca.
  • Busque pescado con branquias de un rojo brillante.
pescado entero
Vista previa del Pescado. Imagen proporcionada por Mercedes P

Pescado congelado.

El pescado congelado a menudo es una buena compra. Si usted vive mar adentro, probablemente el pescado congelado será menos costoso que el fresco.  Hoy día, gran parte del pescado se congela a gran velocidad, sólo minutos después de haberlo pescado. Estos consejos pueden ayudarle a elegir pescado congelado:

  • Verifique el empaque. Evite empaques holgados, dañados o rotos.
  • Busque empaques a prueba de humedad. Los empaques sellados al vacío ofrecen la mayor protección en la preservación del pescado.
  • Solamente elija pescado sin cristales de hielo. Cristales de hielo o escarcha sobre el pescado podría indicar que el pescado fue descongelado y vuelto a congelar; bien, que ha estado almacenado un largo tiempo.
  • Evite cualquier pescado con señales de quemadura por congelamiento.

Receta similar.


Publicar un comentario

0 Comentarios