Todo lo que necesita saber sobre los electrolitos, incluidas las mejores fuentes de electrolitos (Primera parte)

Todo lo que necesita saber sobre los electrolitos, incluidas las mejores fuentes de electrolitos

Seguramente has oído que es necesario reponer electrolitos después del entrenamiento, pero ¿por qué? Aquí, aprende más sobre los beneficios de los electrolitos.


Por Kirsten Nunez. Publicado el 21 de septiembre de 2022.

Desde ver a los atletas profesionales, tomar una bebida deportiva, hasta ver un anuncio tras otro, del último suplemento en polvo, lo más probable, es que haya oído hablar de los electrolitos, especialmente en relación con el entrenamiento. Después de todo, has oído todas las sugerencias de recargar con electrolitos después del ejercicio, especialmente cuando se trata de un entrenamiento intenso. Pero, ¿Qué son exactamente los electrolitos, y por qué son tan importantes para la recuperación después del entrenamiento? Sigue leyendo para descubrir más, sobre los electrolitos, lo que hacen en el cuerpo, y cómo añadirlos a tu plan de nutrición post-entrenamiento.

¿Qué son los electrolitos?

¿Recuerdas las ciencias de la escuela media cuando aprendiste todo sobre los iones - átomos con cargas eléctricas? Los electrolitos son minerales que, cuando se disuelven en agua, producen iones, según la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM). Los electrolitos facilitan el flujo de señales eléctricas por todo el cuerpo (pero sin dar una descarga real, por suerte). Dado que el cuerpo está formado por un 60 por ciento de agua, los electrolitos se encuentran en casi todo el cuerpo, como en la sangre y en los fluidos dentro y alrededor de las células, es decir, en los fluidos intracelulares. Además, son necesarios para casi todas las funciones biológicas del cuerpo, dice Maddie Pasquariello, M.S., R.D., dietista registrada y fundadora de Nutrition with Maddie. Por ejemplo, el movimiento muscular y la señalización nerviosa (ambas funciones importantes en tus entrenamientos) requieren electrolitos para poder producirse.

Articulo relacionado


Los tipos de electrolitos más importantes

Aunque existen varios tipos de electrolitos en el organismo, seis son los que se consideran más importantes. Son los siguientes
  • Sodio
  • Calcio
  • Potasio
  • Magnesio
  • Cloruro
  • Fosfato

Beneficios de los electrolitos

Para reiterar, los electrolitos son necesarios para las funciones básicas. Son esenciales para una buena salud, tanto si se hace ejercicio regularmente como si no. Sin la ingesta adecuada de electrolitos, podrías experimentar un desequilibrio electrolítico, que se produce cuando tus células tienen demasiados o muy pocos electrolitos, según la Clínica Cleveland. Y esa es una situación que quieres evitar: Los desequilibrios electrolíticos pueden provocar diarrea, fatiga, dolores de cabeza, ritmo cardíaco irregular o rápido, náuseas, espasmos o calambres musculares, náuseas o vómitos, e incluso un coma o una convulsión en casos extremos si no se tratan.

Sin embargo, el ejercicio acentúa la importancia de los electrolitos, y eso es debido a toda esa sudoración. Recuerda que los electrolitos son hidrosolubles, es decir, que pueden disolverse en el agua. Por eso, según Pasquariello, cuando se suda en exceso durante un entrenamiento exigente, también se pierden electrolitos. Esto es especialmente cierto si te ejercitas en un clima cálido, lo que aumenta la sudoración aún más. Básicamente, cuanto más sudas, más electrolitos pierdes.

Pero, ¿por qué es importante, exactamente? Aquí, aprende sobre el propósito de los electrolitos, y lo que puede suceder si pierdes una gran cantidad.

Hidratación adecuada

No es ningún secreto que la hidratación es la clave para una rutina de entrenamiento sólida. Después de todo, el agua es necesaria para lubricar las articulaciones y regular la temperatura del cuerpo a través de la sudoración, ambas cosas vitales durante el ejercicio, según la Clínica Mayo.

Pero resulta que mantenerse hidratado no consiste sólo en beber agua, sino que la hidratación adecuada también depende de los electrolitos. Los electrolitos (especialmente el sodio y el cloruro) regulan la forma en que los fluidos entran y salen de las células, lo que en última instancia afecta la cantidad de agua en el cuerpo y el estado general de hidratación, según un artículo de 2018. ¿Traducción? Sin suficientes electrolitos en tu sistema, es imposible mantenerse óptimamente hidratado.

Función nerviosa saludable

Los electrolitos (sobre todo el potasio, el sodio y el cloro) contribuyen directamente a la acción de las células nerviosas, también conocidas como neuronas, según un artículo científico de 2021. Las células nerviosas se encargan de enviar señales por todo el cuerpo y controlan una serie de procesos, incluidos los que afectan a la forma de pensar, sentir, actuar y moverse, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares. Los desequilibrios electrolíticos pueden dañar las células nerviosas, provocando problemas como dolor de cabeza, confusión, irritabilidad y calambres musculares, según un estudio de 2020.

Regula el funcionamiento saludable de los músculos

Tanto si te pones en cuclillas durante el barre como si subes una colina esprintando, tus músculos se contraen cada vez que te mueves. Estas contracciones dependen de electrolitos como el magnesio y el calcio, según la NLM. Sin ellos, tus músculos no podrán funcionar correctamente ni relajarse. Esto puede provocar problemas como calambres y espasmos musculares, lo que dificulta el ejercicio y la recuperación.

Cuándo necesitas electrolitos después de un entrenamiento

Para evitar los desequilibrios electrolíticos, puedes obtener los electrolitos de los alimentos y los líquidos. Sin embargo, no todas las fuentes son iguales, y la conveniencia de tomar suplementos de electrolitos depende del tipo y la intensidad de tus entrenamientos.

Si haces entrenamientos casuales y de poca intensidad, no suele ser necesario añadir suplementos de electrolitos a tu dieta, dice Pasquariello. "Si sólo estás ligeramente deshidratado, como puede ser el caso si entrenas durante una hora o pasas un rato sin beber agua, beber agua será suficiente para rehidratarte", explica. Esto se debe a que es poco probable que los entrenamientos ligeros provoquen pérdidas de electrolitos lo suficientemente elevadas como para justificar una reposición significativa, señala.

Pero si has hecho un entrenamiento extenso (piensa: 90 minutos o más), te has ejercitado en un clima caluroso, o tu entrenamiento intenso te dejó empapado de sudor, podrías estar de moderado a severamente deshidratado. En esos casos, considere la posibilidad de tomar líquidos que contengan electrolitos en lugar de agua, sugiere Pasquariello. Aunque la cantidad exacta de electrolitos necesaria variará en función de tu cuerpo, el contenido de sudor y el clima, una buena regla general es tratar de reemplazar la cantidad de sudor perdida durante el entrenamiento (y para que sepas, puedes perder entre 0,5 y 1,5 litros de sudor por hora de ejercicio, según el International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism).

Segunda parte de este artículo


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Anuncio

Formulario de contacto