Prometo ser feliz, me ha dicho el señor


Últimamente me he sentido aburrido, con pocas ganas de concentración y algo triste. Desde la ultima vez que mi compañera Arleta vino a mi país, desde Polonia, las cosas cambiaron de manera diferente. Y cuando tuve que viajar con ella a Polonia, me cancelaron el vuelo porque las fronteras de Polonia están cerradas por turismo. Esta situación me generó mucha confusión, y me dejó un vacío dentro de mí, que hasta el día de hoy aún lo siento. De hecho, pienso que fue una experiencia que marcó mi vida, y siempre la llevaré como una experiencia desagradable de por vida, pero a la misma vez, satisfecho de regresar con mis seres queridos, amigos, y mi tierra.

Me costó mucha tristeza despedirme de mis principales familiares, pero fue en vano, porque no pude viajar, y muchos de ellos, se sintieron felices porque no había viajado. Mis padres se sintieron contentos de tenerme de nuevo, y verme todos los días en mi casa. Mi tío Sergio, se sintió contento de no haber viajado a Polonia, y me tía Isabel me dijo que las cosas pasan por algo; y me recalcó, algo todavía más puntual, y que podría ser cierto: Quizás Arleta, no sea para ti, y que solamente se trate de una amistad. Me recomendó que tomara las cosas con calma, y que había cosas peores.

prometo ser feliz por irvis murillo
Prometo ser feliz.


Mi Tío Pepe, se alegró de tenerme conmigo, según mi papá; mi tío Juan y Alicia, se alegró de tenerme de vuelta. Y, por cierto, me dijeron que habían sentido mucha pena por creer que podría viajar, pero que, al verme, se sintieron contentos y alegres. 

La cancelación de mi viaje a Polonia, me golpeó bien fuerte contra la pared, pero sigo estando vivo, y derecho. Y le agradezco A dios por ello. Ya que, si me hubieran permitido viajar a Ámsterdam desde Lima, quizás allí me hubiera regresado a Lima, y mi pasaje de avión se había perdido. A estas alturas, mi Dios está conmigo, y aún me tiene mucha misericordia.

Por cierto, he estado orando mucho y poco estos días, y me he dado cuenta que las cosas están feas por el simple hecho, de que la pandemia del covid19 existe. Gracias a esta pandemia mi trabajo surgió, pero, por otro lado, las cosas han empeorado y miles de personas se han visto afectadas.  De hecho, los negocios de rubro turísticos son los que más han sido afectados por esta pandemia; tengo una cliente llamada Laura que la conocí en internet y que se dedica a este rubro, y que le ha ido muy mal durante la pandemia del covid19. Pero a pesar de ello, lo que más le ha costado sobrellevar, es sin dudas: la muerte de su querido Padre. Y murió debido al coronavirus…y eso es devastador.

He aprendido la lección, en realidad hemos aprendido una gran lección muchos humanos, y es que, si estamos leyendo esto, o estoy escribiendo este texto, es que aún estamos vivos. Y puedo asegurar que somos privilegiados de poder estarlo. ¡Gracias señor por tu misericordia! 

Sé que la situación del covid19 ha puesto al borde a muchos de nosotros, y de alguna manera nos ha afectado fuertemente. Sin embargo, si estamos leyendo esto, o estoy escribiendo este texto, es porque estamos vivos, y eso es lo más importante. El Señor ha sido generoso en lo poco y en lo alto todo este tiempo. Si hemos sobrevivido esta pandemia, somos privilegiados, y la misericordia de Dios dada por la gracia de nuestro señor Jesús, aún nos sujeta. Aprendí una lección, y hemos aprendido una lección; la misericordia de nuestro Dios, aún permanece en nosotros. ¡Gracias señor, grande e infinito eres!
Ni la pobreza ni el dinero podrán apagar nuestro amor por nuestro señor Jesús, y que él es nuestro redentor. El señor me ha dicho y me ha hecho la promesa de ser feliz. Y no hay nada más especial que el ejemplo de mi señor.
Sé que peco todos los días y a cada momento; y se que he pecado con Arleta, pero el señor conoce mi corazón y que justifico que me juzgue grande y fuertemente muy pronto. La venida del señor, está cerca.

Misericordia para todos nosotros, amen.

Publicar un comentario

0 Comentarios